lunes, 18 de noviembre de 2013

INTERNET SIN ACOSO

El acoso escolar ha existido desde siempre en el entorno escolar. Sin embargo, desde la aparición de las nuevas tecnologías y más en concreto Internet, el problema se ha extendido y agravado.

La prevención en estos casos es el arma que puede ayudar a combatir este tipo de actuaciones que lamentablemente cada vez ocurren con mayor frecuencia. No obstante, cuando la prevención no resulte suficiente, y ante la constatación de ciberbulling, los afectados pueden interponer denuncia penal ante la posible concurrencia de distintos y diferentes delitos tipificados en el Código Penal.


Alguna característica
Una de las características más importantes que se ha de dar a la hora de diagnosticar un caso de ciberacoso es que la agresión sea repetida y no un hecho aislado. El envío aislado de mensajes desagradables, aunque no sea muy halagüeño, no podría ser considerado como un caso de ciberacoso.

Los medios a través de los cuales se producen el ciberacoso son muy diversos, pero como denominador común, serían todas las tecnologías y sus aplicaciones que favorezcan la relación social entre usuarios: páginas personales y chat en Internet, mensajería instantánea, perfiles de redes sociales, teléfonos móviles (WhatsApp, Chat, envío de fotografías o vídeos), juegos online a través de videoconsola o en Internet, etc.

Algunos consejos
Si recibes mensajes que te hagan sentir mal en tu perfil, en tu móvil o mientras utilizas videojuegos considera los siguientes consejos: 

  • No contestes a mensajes que traten de acosarte o hacerte sentir mal. Con ello probablemente conseguirías animar al acosador. 
  • Guarda el mensaje: no tienes por qué leerlo, pero guárdalo como prueba de acoso. Es vital tener registro del incidente en caso de que busques ayuda o tengas intención de denunciarlo. 
  • Cuéntaselo a alguien en quien confíes. El hablar con tus padres, amigos, un profesor, un líder juvenil o a alguna organización que te pueda ayudar es el primer paso que deberías dar. 
  • Bloquea al remitente. No tienes que aguantar a alguien que te está hostigando. Bloquea a los remitentes no deseados. 
  • Denuncia los problemas a la gente que pueda hacer algo al respecto. Puedes tomar el control de la situación no soportando contenidos ofensivos, denunciando los hechos, en el caso de que te encuentres con una situación de acoso. Los incidentes constitutivos de delito pueden ser denunciados a la policía, a la guardia civil. 
  • Respeta a los demás y respétate a ti mismo, el estar conectado en la red es muy real y público aunque no siempre parezca así. ¡Conoce tus derechos! ¡sé creativo! ¡controla la situación!
FUENTE: http://www.internetsinacoso.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario